domingo, 19 de septiembre de 2010

Flogsta

Bueno pues aquí está la prometida crónica sobre mis primeras experiencias en Flogsta, la residencia más famosa y popular de la ciudad de Uppsala. =D

Flogsssssssssta
En realidad no es una residencia en sí; Flogsta es un conjunto de unos 12 edificios situado al oeste de la ciudad donde se puede encontrar a la mayoría de los estudiantes de la Universidad de Uppsala, tanto internacionales como suecos propiamente. A mí antes de elegir dónde vivir aquí, una amiga ya me había advertido de lo que era Flogsta: fiesta, fiesta, fiesta y españoles. Con españoles no quiero decir que solo haya españoles, ¡que va! (imaginaros 10 edificios con 7 plantas cada uno y 24 habitaciones por planta...) digo españoles porque yo no conozco ningún español que este estudiando aquí que no viva en Flogsta. Así que mirando la proximidad de las residencias a las facultades y al centro -porque ésta está un poco en mordor o más allá- y tambien las características de las habitaciones sumado a que me apetecía conocer gente de otros países opté por pedir otro sitio -Eklundshofsvägen que es donde vivo-. Así que anoche sábado fuí invitada a mi primera fiesta en flogsta -gracias a mi amigo Taxiarhis el griego, que la fiesta era en su corridor- y me decidí a pasar allí tambien la noche por no tener muchas ganas de hacerme el camino de vuelta a casa a las tantas de la mañana con el frío y toda la oscuridad.

Nunca había estado en Flogsta, por lo que antes de salir de casa tuve que intentar encontrar el camino más corto ayudandome de el mapa especial de los carriles bici -porque si usas el normal a veces hay atajos entre casas que no aparecen como calles normales pero que si se puede ir con la bicicleta- y a ello que me dispuse. En el camino me di cuenta de que he adquirido una nueva habilidad con la bici, y ésta es poder conducir la bici a la vez que miras el mapa e intentas encontrar el nombre de la calle por algún lado, habiendo momentos algo decisivos en plan "¡¡¡o encuentro el nombre de la calle ya o creo que me voy a pasar del sitio donde debía torcer!!!" pero milagrosamente no me perdí en ningun momento (bueeno, voy a ser sincera: al final ya si que me lié porque en el mapa no venían nombres de calles y ¡aquí todo se parece mucho!. Pero como vi a lo lejos unos edificios grandes decidí ir hacia ellos y llegué derechita, jaja).

Había llegado algo pronto, y mi otro amigo griego aprovechó para invitarme a una barbacoa que se estaba celebrando en su balcon (¡barbacoa¡! si, nunca pensé que los suecos iban a ser tan locos de las barbacoas) y cenamos allí antes de irnos al otro edificio donde se celebraba la fiesta. La verdad que la primera impresión fue muy buena, y el rollo que había en ese corridor entre la gente era genial; en el tiempo que estuve cenando allí conocí a unos suecos, una finlandesa, y ¡más españoles! -por cierto otra Eva más y que también está en la misma facultad que yo xD jaja-. Allí a las 10 de la noche presencié uno de los actos que caracterizan a Flogsta: el gran grito popular desde las ventanas; ésto es que cada noche a las 10 todo el mundo que quiere se pone a gritar como un poseso desde su ventana y/o balcon, y aunque dicen que normalmente cada dia gritan cuatro gatos, ayer por ser sábado fue algo más espectacular -suerte la mía, vaya-. (Aquí os dejo un video del susodicho grito que aunque no es grabado por mí, fué algo muy similar).



Luego nos dirigimos a la "corridor party" como las llaman aquí, aunque un par de edificios más allá había otra que competía arduamente llamada la "hat party" en la que todo el que quisiera entrar tenía que llevar algun tiempo de sombrero (si en flogsta cada semana suele haber alguna fiesta temática) -no descarto que en otro edificio hubiera más, pero yo no fuí informada-. La fiesta en la que yo fuí no estaba mal: buena música, mucha gente de muchos sitios y diferente para conocer y buen ambiente. Al final de la noche mi amiga Eva y yo -Eva la nueva no, la de mi clase- conocimos a un español que había ido porque ya habia terminado el máster y venía a despedirse de su antiguo corridor y resulta que tambien es de nuestra rama y estuvimos hablando un puñado y terminamos un grupo chiquito de gente y él a las cuatro de la mañana en la habitación de un sueco-portugués que tocaba la guitarra electrica increíblemente bien cantando canciones de rock. Como podéis ver, fué una buena noche.

Al volver al edificio de mi amiga nos dimos cuenta de que había pasado lo que me dijeron era "el pan de cada día": en algún corridor con gente loca se habían dedicado a tirar cosas por la ventana y en el suelo se podía ver lo que aquí os adjunto en imágen (para que lo veáis bien). Sillas, radiocassettes, freidoras... cualquier cosa rota sirve para ser tirada desde lo más alto de los edificos en señal de jolgorio -y las cosas que no están rotas de antemano, ¡pues también!, jaja. Y cuando creía que flogsta ya no me iba a sorprender más esa noche... ¡un tío todo borracho se puso a mear desde el balcon del sexto piso! (no os preocupéis, nos pilló apartados de la zona afectada, jaja) y tras todas estas aventuras pasé mi primera noche adoptada en flogsta (¡primera porque espero pasar muchas mas fiestas chachi allí).

Pizza flogstiana
Mi relación con Flogsta no acabó ahí, y hoy, invitada por un grupo de españoles, he vuelto allí para ver el partido del Atleti - Barça en un restaurante italo-turko-kurdo-nosequémascosas, pasando un rato muy divertido y emocionante viendo como casi rompen a Messi. Por cierto, he de decir que las pizzas estaban riquíííísimas y a muy buen precio, por lo que descubrir ese sitio donde vamos a poder ver la liga española ha sido algo muy bueno.

Hasta aquí las aventuras el Flogsta; para aquellos que están en España espero haberos podido transmitir la locura que es este sitio -¡locura en plan bien!- y para los otros tantos que me vais a leer que sois de Flogsta espero haberle sabido hacer justicia a vuestro querido hogar, y... ¡espero recibir muchas invitaciones vuestras! -sin peloteo, ¿eh? :P-

Y esto... esto... ¡esto es todo amigos! (jeje).

PD: Siento la pobre calidad de las fotos y sobre todo la poca cantidad, pero ayer no fuí yo la que hizo fotos sociales, cuando me las pasen las podreis ver en FB, y ¡alguna la pondré por el twitter!.

2 comentarios:

  1. hola doña evi.
    Como me esperaba en su crónica no falta detalle. Solo te falto contar lo que tardo en comerse la primera pizza(13 min 20 seg) y la segunda que no me acuerdo.
    Por lo demás la seguiré de vez en cuando, pk parece interesante..además quiero ver a ver si tienes las mismas impresiones que tuve yo hace 2 años.

    Sigue asi, se nota que eras una mujer de mundo..vamos, que eres mas que española?? jaja (lo ultimos es de total coña)
    1 abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ke guay lo de los gritos, Eva! Por lo visto la residencia en la que yo viviré a partir del sábado es la residencia de la fiesta en la Sussex University... yo no tuve la suerte de que me escogieran en otra, y voy a sugerir que hagamos eso porque esta bien para descargar tensiones por lo que se ve. Y si lo consigo pues lo grabaré en video o le diré a alguien con más experiencia en esto que lo grabe. Solo decirte que te estoy siguiendo, y que me encanta el blog. Y que ya comenzaré el mío en serío cuando tenga algo que contar. Besos y pasalo en grande!!!

    ResponderEliminar